Gabriel Valansi en Santa fe: de Witkin al libro de Génesis. Un viaje al mundo de la fotografía.

Apoteósico. Paradojal. Metafórico. Gabriel Valansi selló con éxito su seminario en la Escuela Prof. Juan Mantovani.

DSC02454

Más de 200 personas se agolparon en las puertas de entrada del salón auditorio de la escuela provincial de arte Juan Mantovani. El desafío superó todas las expectativas. Un inquietante reto a la contemporaneidad.

El paso de Gabriel Valansi con su seminario “Instrucciones para mirar, una introducción al lenguaje de la fotografía contemporánea” por Santa fe, mostró el potencial enorme de coordinación y convocatoria de la escuela de arte Prof. Juan Mantovani, en conjunto con el Fondo Nacional de las Artes y el Ministerio de Cultura de la Nación. Esto sucedió los días 26 y 27 del corriente mes en un trayecto de ocho horas dividido en 4 tramos, mañana y tarde.

DSC02460

Hablar de Valansi es hablar de un hombre relativamente joven, pero con una consumada experiencia visual. Un hombre apasionado desde la fotografía que incursiona con su mirada inquisidora en los distintos períodos, las distintas maneras de ver y concebir las cosas. Es un “Open mind” en todo sentido.

Durante varias horas en dos días, el disertante repasó distintos períodos de la fotografía y maestros de renombre internacional, así como estilos y formatos, tanto del blanco y negro como a color. No solo eso. Hizo puntuales referencias a la pintura como antecesor inmediato a la fotografía, generando continuas alternancias entre un género y otro. Mientras todo sucedía en un salón, la conferencia era televisada directamente hacia otro salón que estaba situado a pocos metros, con otra capacidad de público.

Su exposición y tratamiento de los diversos temas lo llevó a citas estrictamente bíblicas, como a cuestiones atinentes a la Kábalah, mencionando el trabajo de “El Aleph” en ciertas ocasiones. Edificios de extraño formato, visiones de los siete mares, colonos de EE.UU en instancias o poses que los medios no mostraban, formaron parte de su arsenal epistemológico. Valansi usa un tono coloquial para comunicarse, con constantes “Okey”? , o finas ironías a veces para sacudir a su alumnado: “Tenés que cambiar de dealer, che”…

La llegada de Valansi -con la presta colaboración de Tusi Horn y Fernanda Aquere- implica un avance de significativa importancia para la ciudad. Para el alumnado. Para el público abierto que se acercó hasta el lugar con el interés fundado en escuchar a un conferencista de rango nacional y con otras miradas de la realidad y otra re – construcción de la historia.

Tales experiencias como las vividas (y la que se aviene en el 2º Encuentro: 26 y 27 de septiembre
con la Dra Elena Oliveras “Estéticas de lo extremo”, llevan a posicionar a este centro de estudios y profesionales que conforman su staff docente, como una referencia de singular valía en la provincia, apostando por la transversalización de contenidos y una materialización del lenguaje en abordajes conceptuales profundos que se consuman en hechos. Es innegable la proyección social del hecho, avalado el mismo por las más de 200 personas que respondieron positivamente a la convocatoria.

Un dato para tener en cuenta, en una provincia que a pesar de haber perdido la brújula y la comunicación con sus habitantes, se resiste con estos hechos a pasar al olvido y trata de frenar los procesos involutivos que son habituales en las sociedades en franca decadencia.

 

 

LANTIBIENAL 2014: desde el barrio llegan los chicos a exponer en una galería céntrica.

Pertenecen al barrio de Guadalupe Oeste. La experiencia es inédita en Santa fe. Sus obras serán valoradas por un destacado jurado. Destacadísimos artistas de la provincia y el exterior opinarán vía facebook sobre los trabajos. –

100_1780

El trabajo con un alto contenido social, se realizó en el marco de una copa de leche, entre los meses de febrero y marzo de este año con la conducción de daniel otero.

En el marco de LANTIBIENAL 2014, -a realizarse en la Sala Candace- se presentarán los trabajos realizados por los chicos del barrio de Guadalupe Oeste. Esto será el Sábado 6 de setiembre a las 15 horas.

La idea surgió luego del taller que llevara a cabo el realizador y gestor cultural daniel otero, durante el verano 2014. Con distintos elementos, armó un taller de pintura y dibujo en esa barriada, en el marco de la copa de leche que organiza semanalmente Rosa Porucznik. La idea era llevar un poco de arte al barrio y acortar distancia con las distantes realidades que lo separan de la zona céntrica, en donde prevalecen los grandes centros culturales.

Mostrar que también era posible transformar la realidad cotidiana, mediante el uso de lápices, crayones, témperas, fibrones, cartones, como así también la lectura ejercitada en alta voz en forma grupal. O sea: el taller que duró 7 encuentros comprendió lectura de textos y elaboración de imágenes a color, con uso de elementos encontrados en el entorno natural. Dos de las experiencias fueron realizadas en espacios abiertos del norte ciudadano.

Pero lo más importante de todo esto – además del proceso- es que los trabajos serán expuestos en el marco de LANTIBIENAL 2014, que tendrá una de sus fases en la sala Candace, desde ese mismo sábado 6 de setiembre. Con esto, se brinda a los chicos una herramienta de nivelación poderosa al poder estar presente no solo en un evento cultural compartido, sino también en ver sus obras colgadas en un espacio céntrico junto con otros artistas.

No solo eso: daniel otero propone un doble jurado. El primero valorará libremente a las obras y dará su opinion no vinculante vía facebook y estará formado por los siguientes artistas (todos amigos del propulsor del proyecto): Alberto Pucheta (Reconquista, Sta fe), Raquel Nievas (San Fernando, Buenos Aires), Alejandra Picco (Rosario, Sta fe), Camila Desireé Bravo (España), mientras que otro jurado, -local- se constituirá en el sitio y señalará aquellas que constituyan a su juicio, más o menos logradas, sin entrar tampoco en la competitividad, dado que no es el objetivo del evento. Este último jurado estará constituido por los artistas Aníbal Román, Carla Marty y Maximiliano Maignien, todos ellos santafesinos.

De esta manera, integrando el barrio a la comunidad con herramientas sociales múltiples y en especial desde el arte, se proyecta un nuevo formato de integración comunitaria, constituyéndose en una estrategia válida para diseñar nuevos proyectos a partir de los ya existentes, con un ideal y paradigma de trabajo desconocido hasta el presente.

 

GABRIEL CIMAOMO: Un discurso tecno, con la utilización del cuerpo como herramienta.

Fue un evento como pocas veces suele darse. Con métodos tecnológicos y actuación de por medio, Cimaomo se comunicó con su público.

cimaomo (2)

Los santafesinos pudimos asistir a un evento de características inusuales en nuestra ciudad, protagonizado por el artista y performer Gabriel Cimaomo, el pasado jueves 21 en la Sala Candace. Pero es importante que nos detengamos a pensar en la relevancia del planteo estético y funcional de la conferencia, algo que sale de los cánones habituales.

Gabriel abordó el tema “El arte actual, hacia una nueva síntesis”. Por este intermedio, llegamos a una nueva metodología de abordaje que excede el formato convencional. En este abordaje, convergen el teatro, la interpretación, elementos fuertemente vinculados a lo escénico y con fuertes dosis de post modernidad. Un video que dura 35 minutos suena en “off”, durante la secuencia de la obra. Son secuencias, retazos, pedazos de clips de distintos autores y artistas, en donde se va relatando e hilvanando la historia del arte minuto tras minuto, con el audio grabado por la voz de Cimaomo.

Sobre el escritorio hay una máquina de escribir, un monitor, una notebook, una carpeta. Simbolizan los distintos períodos del arte. Con anteojos, Cimaomo recorre a la par del video y la voz en off todo el instrumental del improvisado teatro que tiene a su disposición. Con una batuta de director, imprime a cada movimiento el toque mágico de una escena irreal a su producción. Así, van pasando los minutos de la “nueva síntesis” hacia el punto final de la obra, mientras pega carteles sobre la mesa, la pared y sobre la proyección misma, declarando el final de la obra.

El trabajo de investigación y síntesis de la obra lo dice todo. Distintos períodos abordados con prolijidad y detenimiento, una laboriosa compaginación de treinta y cinco minutos. Decenas de imágenes y clips ensamblados artesanalmente. Una actuación en vivo de casi cuarenta minutos, ininterrumpidos, interactuando entre imagen y espectador. Un diálogo visual impecable utilizando tres lenguajes: el sonoro, el visual y el corporal, que convergen en la performance. Un supra lenguaje construido a partir del monólogo y la actuación sustentados en los conceptos academicistas que van desde la artista Marina Abramovic hasta Arthur Dantó.

El arte actual, hacia una nueva síntesis”, fue una chispa de luz en la noche santafesina. Una estrella fulgurante de método, discurso y potenciación de la imagen en dos y tres dimensiones. ¿Teatro?¿performance?¿actuación?¿Ensayo? – No importa. El espectáculo fue valorado por los presentes y registrado para la posteridad y la memoria. Gabriel Cimaomo en Candace el 21 de Agosto de 2014.

“Tangomorfosis”, se presenta en Sta fe.

La Orquesta de Cámara del Instituto Superior de Música y reconocidos cantantes e intérpretes de la región presentarán el miercoles 27 a las 20.30 en el Paraninfo de la Universidad Nacional del Litoral el disco “Tangomorfosis”, con entrada libre y gratuita.

Tangomorfosis

Sobre una idea y composiciones de Martín Delgado, textos de Adrián Abonizio y arreglos y orquestaciones de Hernán Pérez y el propio Delgado, “Tangomorfosis” es una historia narrada en 10 canciones que habla de la transformación en clave de tango que un personaje de ficción experimenta a lo largo de una noche imaginaria.

Quién soy”, “Habla la noche”, “El amor es imparable” y “Buenas, soy el diablo” vendrán a contar algunas de las vicisitudes que este singular protagonista vivenciará desde la caída del sol hasta el amanecer. Estas experiencias le permitirán descubrir su verdadera identidad, en torno a la música y al ritmo de los tópicos característicos del género: el fatalismo, la pérdida, el misticismo y el desamor. La noche, El Diablo y La mujer jugarán un rol protagonista en esa mutación, marcada por la bohemia y la nostalgia. A cada paso, la fusión de estilos provenientes del rock y del tango, y el aporte tímbrico del bandoneón se sumarán a los arreglos del ensamble de cámara que vendrán a alimentar las reminiscencias “vintage” características de los grupos de rock inglés de mediados de los setenta.

En el concierto, que marcará la presentación del referido material discográfico, actuarán la Orquesta de Cámara del Instituto Superior de Música (con dirección del Prof. Hernán Pérez), los cantantes solistas Irene Marchi (como La Noche), Juane Voutat (El Tanguero), Cintia Bertolino (El Diablo) y Milagros De Pro (Ella), y los instrumentistas Danilo Cernotto (bandoneón), Federico Sgarbanti (batería), Gonzalo Carmelé (bajo), Lisandro Herbel (piano) y Martín Delgado (guitarras). Además, Rodrigo Sambade (trompeta), Ladislao Abt (trombón) y Pablo Husain (clarinete) se sumarán a la propuesta, en calidad de músicos invitados de la Orquesta.

Tangomorfosis” es el resultado de un Proyecto CReAr (Curso de Acción para la Realización Artística) financiado por la Universidad Nacional del Litoral y gestionado por el Instituto Superior de Música, que fue dirigido por los profesores Hernán Pérez y Pablo Miechi. El disco se grabó entre los meses de marzo y junio de 2014 en estudios del Instituto Superior de Música y de las ciudades de Santo Tomé y Gálvez, y fue mezclado y remasterizado por el Ing. Pablo Miechi. Por medio de los CReAr, la UNL pretende incentivar la producción artística e incrementar el patrimonio de obras de arte de esta Universidad y de la región.

Miércoles 27 de agosto

20.30 horas

Paraninfo UNL

entrada libre y gratuita

“El mundo de Sofía”, llegó a la Facultad de Agronomía y Veterinaria de Esperanza (Sta fe)

Sucedió en el marco de la feria cultural de la F.A.V.E. de Esperanza. La obra generó de las más diversas opiniones, tanto a favor y tanto en contra. Plena satisfacción del autor, daniel otero.

el_mundo_de_sofia (5)

Cuerpos al límite”. El mundo de Sofía -la obra que venía de presentarse en la Fundación Centro de Esperanza en el mes de Julio pasado, llegó a la Facultad de Agronomía y Veterinaria de esa misma ciudad. Esto fué el pasado 20 y 21 de Agosto, en el piso III de la FAVE, donde se concentraron todas las obras seleccionadas para esta oportunidad.

el_mundo_de_sofia (1) el_mundo_de_sofia (2) el_mundo_de_sofia (3) el_mundo_de_sofia (4) el_mundo_de_sofia (5)

Hubo dos instancias: una de exhibición de obras y otra de concurso de obras, contándose para esto con la participación en ambas categorías. Una de las fotografías de la modelo Sofía Bértoli fue seleccionada para ser exhibida aparte de la colección.

Esta interesante experiencia visual fue forjada gracias a los chicos de los respectivos centros de estudiantes de ambas facultades y a la franja morada. Tales actitudes de abrir al arte espacios áulicos merece ser premiada y digna de ser destacada. El arte une la gente y crea un lenguaje de conexión y múltiples contactos entre los espectadores. Autores de distintas edades y de distintas partes de la provincia -aledaños a Esperanza- hicieron llegar su producción a los organizadores, haciendo pensar que otras ediciones pueden llegar a tener el mismo éxito.

“LANTIBIENAL”: Algo nuevo se instala en Santa fe.

“Lantibienal” de Santa fe se ha instalado. Sigilosamente.¿Que es?¿Que promueve?

Irrumpió en el escenario santafesino de un día para otro. Como un evento más en facebook. Pero en menos de un mes reunió decenas de artistas, desde músicos hasta plásticos, pasando por poetas, dramaturgos y actores. La interpretación de un fenómeno.

logoantibienal

¿Porqué lo “anti” ? Se preguntarán algunos. Pareciera ser que es lo contrario a lo “Pro” (en el mismo sentido, orientación). La anti-bienal (LANTIBIENAL), ha cosechado en su sitio decenas de comentarios, muchos a favor, otros en contra, algunos más contemplativos y condescendientes. Lo que parece desprenderse de este proceso, es un contradiscurso, como una especie de contrapoder enmarcado en una acción dinámica, de quienes no participan o no están dentro de los límites que marca la bienal misma. (edad, preselección de obras, etc.)

Lo bueno de “Lantibienal” es que demuestra que el potencial artístico de Santa fe es expansivo. También son positivos los signos vitales que exhibe la música: 30 bandas en tres días algo que va a contrapelo de la recesión y la inmovilidad económica de una provincia o el país. Una treintena de artistas plásticos convocados no es un número menor: iguala al de un salón de cualquier muestra colectiva. Tres días de fiesta y convocatoria no es un dato irrelevante: es a la altura de muchos eventos nacionales. Que se haga en el centro cultural Birri, significa un símbolo de resistencia y o de resiliencia, dado que es un ícono emblemático de la cultura local.

YENDO A LA RAIZ. ESENCIAS BIENALES

Como dato frío de la realidad, las bienales de arte no aportan nada nuevo. Y en especial en Santa fe. Las bienales a escala mundial son otra historia, dado que convocan a talentos y creadores de todo el mundo que pueden mostrar visiones opuestas o contrapuestas al discurso local. Pero en el caso de Santa fe, no es así. Cualquier bienal que se haga, siempre mostrará exactamente la réplica de lo que ocurrió en el pasado Salón de Mayo o en el pasado Salón de primavera. O puede ser un anticipo de lo que puede suceder.

A Santa fe no le es necesaria una bienal, pues el número de artistas y su procedencia/punto de origen/entorno, los hace signatarios de un mismo referente o referido. Dicho en otros términos: son los mismos de siempre. Al igual que los boliches al costado de la ruta, se disputan el mismo mercado. Es ilusorio verla a Marta Minujín participando en una bienal santafesina o ver una performance de la bienal del fin del mundo en Santa fe, ciudad destruida y paralizada económicamente, en donde el arte se mantiene o tímidamente prospera en un contexto de provincia con los números en rojo, enmarcado en una recesión nacional.

Pero quizás el punto de conflicto esté instalado en los mecanismos -algo dudosos- de los criterios de selección de obras o más presuntuosos aún, el famoso “que es obra o que no es obra”. Que es lo que ingresa o que es lo que no ingresa. Pero si se lo ve como un mecanimo regulador de admisión, es válido. (pero discutible).

Con respecto al tema admisión/exhibición/premiación, -y abarcando ya los salones y distintas muestras- Santa fe tiene un “teje y maneje” admirable. Docentes que son jurados/catedráticos/artistas/curadores/espectadores. Miembros de Jurados que provienen de una misma institución o centro de enseñanza y deben juzgar la labor de sus colegas o de sus propios alumnos o ex alumnos. O lo que es llamativo, haber ganado un concurso y luego actuar de jurado. En este sentido Santa fe no tuvo ni tiene el menor sentido de la ética aplicada racionalmente.

Pero esto no es casual: viene alimentado desde los mismos organismos y estructuras políticas conservadoras desde hace décadas, generando réplicas o modelos de comportamiento social aunque cambien los gobiernos. Es todo un sistema que se retroalimenta. Esto se potencia en especial cuando las instituciones que deberían de ser libres e imparciales, responden o coinciden al menos con determinado signo político con el cual comparten presupuestos formando a su vez un arco comunicacional con los medios de prensa y los formadores de opinión.

Presentarse a una evento en estas condiciones no es una señal de prestigio ni de tener un talento sobrenatural. Implica formar parte de un juego de espejismos peligroso que anula las garantías, clausura gran parte de la creatividad, refuerza un polo de poder de unos pocos, masifica y serializa las producciones haciendo del fenómeno del arte una acción redundante que se repetirá antes o después, ya que el circuito no se agranda, sino que por el contrario se achica, dado que crece el nùmero de artistas anualmente.

La nota relevante en todo esto, es se quiere hacer creer que un evento del tipo bienal nos pone a la altura de Ushuaia o Venecia. Y en realidad, es un saloncito más que reflejará los espejismos de los últimos eventos con alguna variante. Dados que son siempre los mismos. Por lo tanto la bienal funciona como un sistema autoestimulante y con una matriz sicológica interesante, similar a la de decir “tenemos un Coto en la ciudad”, “tenemos un Shopping”. Es el análogo deseo comparativo explícito de no sentirnos anclados en tan lastrada soledad inmediata que es Santa fe y vernos como innovadores o “progres”. Es apropiarnos de un término que en otras latitudes provoca admiración, pero aquí no produce lo mismo. Digamos que los juegos de espejos son a veces, peligrosos. No reflejan la propia imagen que producimos sino, distorsionada. Padecemos entonces de una anamorfosis patética que nos convierte en seres vegetativos que ven pasar la vida por un ventanal.

LANTIBIENAL no promete solucionar nada. Pero enriquece el debate. Detona la imaginación y el saberse poseedor de ese contrapoder o contradiscurso que se mencionaba al principio. La bienal seguirá existiendo y este evento no le hará mella. Lo que sí, quedará registrado como el anhelo de un colectivo popular que decidió resignar su postulación a un encuadre determinado y pergeñó un antídoto o antisistema de refutación fáctica y argumental a un planteo que durante muchos años se creyó ùnico.

LANTIBIENAL es un fenómeno garantista de libertad, creatividad y democracia de aceptación pluralista, con tintes “under” que resaltan su matriz libertaria y revolucionaria. LANTIBIENAL es una re – lectura de las cosas y un pensar alegre en una primavera anticipada de tres días a full con sonidos, colores, formas y movimiento. Nada impide que bienal y antibienal puedan convivir a futuro, dado que el arte y la expresión humana moran en dimensiones inabarcables de conceptos y transformaciones permanentes.

Pero le cabe a LANTIBIENAL, el haber dado ese paso prodigioso y fundacional en pos de nuevas estéticas y nuevas consignas. Ahora vendrá el paso de organizar este nuevo sistema que en principio parece caótico y con connotaciones quizás un tanto nihilistas propio de toda cuestión que arranca y en sus comienzo pelea contra sus propias contradicciones e interdicciones.

Y LA CRITICA?

Una de las dudas que pronto será resuelta no bien comience a transcurrir el calendario de setiembre, será la cuestión de la tan temida “crítica”. Cuesta creer que los encumbrados críticos santafesinos pongan sus zapatitos fuera de las lustrosas avenidas urbanas que nos distinguen. Es un ejercicio de la imaginación pensar al crítico a metros del club Mitre en donde se vende vino por 15 $ la cajita. No encaja con el raciocinio pensar que la crítica se hará presente en las adyacencias de una zona en donde las putas y los objetos de procedencia dudosa tienen libre circulación. Pero en realidad, esto es lo que enriquece a LANTIBIENAL: su connotación territorial y asociación a estos estados libres y ambiguos de señales que forman un conglomerado urbano con códigos propios. Esa mezcla fascinante de paredes derruidas, luces colgantes, caños oxidados repintados con una estética “grunge”, “vintage” si se se quiere, con las fantasmagóricas apariciones de un tren que no volvió ni piensa volver. Elegir al Centro Cultural El Birri significa asociar el arte con el concepto supremo y soberano del ser humano en su dimensión más nata pero también precaria. Está imbricado fuertemente el concepto de célula humana en su acepción barrial. No son manzanas de luces como los boulevares o la ciudad universitaria o la costanera este, sino un cordón periférico el que recibirá con las manos abiertas el arte que circula.

Esto, es lo que la hace diferente a LANTIBIENAL. Ese volver a las raíces, ese jugar con los orígenes, esa simplicidad un tanto burda pero genuina, como lo es el arte libertario vaciados de estereotipos, paquetería y rigideces. Esa brutal honestidad de mostrarse visceral y cosmopolita, irrestricta en sus acepciones, políglota en su concepción, y aventajadamente sincera en su manera gentil de albergar al que llega, sin ceremoniosos procesos de admisión.

Quizás el prefijo “Anti”, haya que desecharlo en un tiempo. Por la fuerza propia que tiene el movimiento desde un arranque no lo necesita. No necesita de un opuesto porque el arte mismo tiene sus contradicciones. No necesita oponerse porque la complementariedad es más inteligente. Hacerse de un espacio propio o cultivar una propuesta propia en la templanza de los años tiene una infinita validez.

Sin quererlo, LANTIBIENAL realiza un fenomenal aporte a la ciudad. Movilizará durante tres días a miles de almas, peatones, artistas, público, transportistas, vendedores, etc., que harán del Birri una fiesta. Y esto es positivo para Santa fe. Es una ciudad que necesita del reencuentro, del porrón compartido, del mate mano en mano, mientras un fasito cómplice pasa de mano en mano bajo el árbol.

Pero volviendo al tema, los nombres no identifican a veces a los sujetos. Esta referencia puede quedar en los pliegues de la historia mientras el fenómeno podrá volver a repetirse o no. Si se repite, significará que su contenido estuvo lleno de verdades y satisfizo decenas de necesidades que no tenían donde expresarse. Y en caso que no se repita, quedarán muchas lecturas pendientes. Por lo pronto, hay todo un camino a recorrer desde el 5,6,7 de Setiembre en Santa fe, con horizontes nuevos por descubrir.

Se abre una nueva instancia de participación a partir de un grupo de bohemios y trasnochados que quisieron ver las cosas distintas. Le pusieron el hombro y así salieron adelante, seguidos por cerca de cien personas. Y esto se llama “liderazgo”.

Cuestión que no es menor en estos tiempos.

“El libro en el arte”: la conferencia de Raquel Garigliano

Raquel Garigliano disertó sobre el tema “El libro en el arte”, en la sala Candace.

P1230571

Una nueva conferencia -esta vez sobre el tema “el libro en el arte”, fue dictada por la profesora e investigadora Raquel Garigliano.

En un formato que le es tan particular, apelando a vocablos propios pero por momentos utilizando los tecnicismos correspondientes, Raquel Garigliano hizo un completo recorrido desde los tiempos del palimpsesto en los albores de la civilización humana, hasta el actual formato, con un marcado detalle de los estilos usados y ediciones destacadas.

Una veintena de asistentes al evento de Raquel, confirmó con su presencia y atención la trascendencia del tema tratado. El director del espacio daniel otero, remarcó la importancia del ejercicio del pensamiento en los tiempos en crisis en los cuales nos desenvolvemos y la trascendencia del hecho que promueve el mismo.

Durante unas dos horas -con el apoyo de un powerpoint- se fueron desgranando las imágenes y contenidos, reforzados por una constante vertientes de conceptos y palabras, con la atenta mirada del público presente, culminando con un cerrado aplauso la oradora, pasadas las 22 del 14 de agosto.