Gastón Villot: Si una estrella se apaga, es porque se enciende un Sol.

El ser humano es capaz de provocar guerras y tormentos. Atrocidades increíbles. Sembrar cadáveres, balas y destrucción. Pero también es capaz de convocar las almas bajo la lluvia, entonar un cántico, elevar globos al cielo y llorar ¿porque no?.hacer llorar…de amor y alegría, todo junto.

los globos ganan altura.
MENSAJE AL UNIVERSO

UN POLICIA EN APUROS

Policia de guardia: -“Sr, unos 300 manifestantes se aproximan a la plaza. Solicito refuerzos” (Del policía de la casa de Gobierno a su jefe)

Jefe: “¿ Son de ATE, ASOEM o UPCN”? Nuestros informes de inteligencia no dicen nada al respecto. Están en paritarias.

Policía de guardia: “No están identificados, Sr. Algunos traen guitarras”.

Jefe: “¿Algún elemento contundente, agente?”.

Policía de guardia: “Están bajando unos pies de micrófonos de hierro de un wolkswagen rojo, remise trucho, señor. Lo maneja un tal Juanjo, sub-ocupado”

Jefe: “¿Algún elemento volátil, agente”?

Policía de Guardia: “Globos inflados,Sr. De todos los colores”.

Jefe: “¿Instalaron carpas? -¿Hay piquete?

Policía: “No señor. Un equipo de sonido portátil. Ahora escuchan un remix con onda tecno, house o algo así, se abrazan, ríen y lloran.”

Jefe: “Ah, deben ser locos, poetas, artistas o estudiantes. Cada tanto suele suceder…” -Quédese tranquilo.”

DESDE LAS CU ATRO ESQUINAS

Y así, paulatinamente, desde las cuatro esquinas comenzaron a aparecer globos de todos los colores, raperos, místicos, adultos, señoras que paseaban su perrito, chicos con skaters, otros con bicicletas. La plaza había sido copada. Los asientos llenos. Los canteros repletos.

La lluvia amenazaba desde 45 minutos antes. Pero la fe y la fuerza disiparon las nubes. Alguien, desde el cielo seguramente, manejaba las cosas. Comenzó entonces a sonar desde un equipo, repetitiva y obsesivamente, “ A Long way ”, el último de los trabajos editados por Gastón Villot, subidos a su cuenta de Soundcloud.com

EL ARBOL FUE TESTIGO

Compañeros de clase. Del club. De la vida. De la infancia. De la música. Compañeros en fin, porque los compañeros recorren los trayectos con uno, en cualquier circunstancia o en cualquier lugar. Primero fue bajo el árbol principal, luego se fue expandiendo hacia el centro de la plaza, cuando ya las nubes se corrían un poco y permitían el contacto visual con el cielo.

UNA IMAGEN VALE MAS QUE MIL PALABRAS.

No hubo palabras. Alguien empezó una cuenta regresiva entre medio del gentío. Cuenta regresiva inútil quizás, porque ya la nave de nuestro astronauta celestial había llegado y partido el domingo 16 de Febrero, hacia otros mundos, en una Matrix misteriosa que preparó en silencio sus cámaras y compartimientos para que Gastón Villot, acomodase sus cables midi, notebooks, partituras, Samplers, archivos, modems, para efectuar su último viaje, como su póstumo trabajo musical en donde aparece un muelle y el horizonte: “A long Way”

TODO LO QUE VUELA BUSCA EL CIELO

En ramillete, de a dos, se chocaban entre sí, enredándose con los mástiles, los globos fueron ganando altura. Salieron del ámbito de la plaza, mientras seguía sonando el tema de Gastón. Algún globo no quiso dejar el espacio, y se enredó en lo alto del mástil. Cruzaron hacia el sur, rozando los balcones del edificio de calle General López y la Catedral, para perderse en las lejanas latitudes celestes y llevar a otras regiones el mensaje que quisimos dar.

LA MUSICA Y LA POESIA FUERON LOS MEDIOS.

¿Porqué no decirlo? -Alguna lágrima rodó por alguna mejilla. Pero también hubo risas y jodas. Nervios, también. Era lógico. Pero se generó un clima distendido al final, cuando aparecieron las guitarras, se formaron los coros, y hasta aparecieron los solistas. Rítmicamente, con palmadas sonoras, fueron tomando forma estentórea diversas canciones, pop, folklóricas, melódicas. Quizás el clímax se alcanzó con “el país de la libertad”, de Leon Gieco, que fue coreado por todos los presentes.

Las fotocopias circulaban de mano en mano, mientras la guitarra también cambiaba de dueños. Un globo rodaba solitario y sin gas por el piso…

EL MENSAJE OCULTO

Detrás de la partida de toda persona hay un mensaje oculto, para descifrar. No es el “porqué”, que se implora detrás de llantos, gritos y lamentos ante un ente lejando, inexorable, ilegible y silencioso. Sino el “para que”, el que debe prevalecer. Que enseñanza obtenemos, que reflexión se desprende, en que mejoramos o que aportamos el mundo en el cual vivió Gastón. El mundo en el cual él quería ver su disco como productor, el mundo por el cual el gestó y difundió sus ideas y proyectos.

Las lágrimas deben derramarse todas. No debe quedar ninguna. Las cuencas de los ojos deben vaciarse. Las noches deben ser consumidas ineluctablemente y los insomnios padecidos. El corazon debe guardar su luto. El dolor tiene que hacer su trabajo para el que fue creado. El misterio debe seguir ocultándose un tiempo todavía. La soledad debe tejer su manto y aislarnos por un tiempo, largo o corto, no sabemos. La orfandad sobrevolará un tiempo por nosotros y buscaremos el personaje que subía en el colectivo 10 con sus carpetas, o caminaba las veredas hacia su colegio querido. Cada gota de lluvia, cada niñito pidiendo en un semáforo, cada nota musical vertida, cada pájaro haciendo su nido, cada obrero reclamando su salario, cada animal sediento en la calle, cada injusticia que se teja y se vea, debe hacernos recordar a Gastón.

Pero debemos reponernos. Cristalizar en hechos y acciones lo que él hubiese querido y deseado. En su esencia. Así como sus padres y hermanos contribuyeron a un mundo mejor desde la plástica y la música. Ese era su sendero. No otro: proyectarse y liderar.

Porque no venimos a esta vida a llevarnos algo. Es ilusorio. Venimos a dejar algo. Ese es el mensaje. Se llega a la existencia para entregar algo, una parte, o todo de nosotros. El ser humano es una vasija que para llenarse, debe derramarse, volcar todo lo que tiene dentro de sí mismo, para que las fuentes de la vida lo re alimenten y así, crear el círculo virtuoso.

Gastón no se fue. Sigue estando en cada amanecer, creando en otras dimensiones, en otros

mundos. Sigue en cada planta, cada ser vivo, cada molécula, en el aliento que respiramos. En cada guitarra, un acorde, la poesía que alguien escriba, cualquier dibujo, nuestras pintura, en cada fotografía que alguien de su entorno saque o retrate, estará el espíritu de Gastón.

En cada vaso, cada brindis, habrá que dejar uno para él. Porque está al lado de cada uno de nosotros. Solo que no lo vemos con los ojos del cuerpo. En cualquier asiento del colectivo, puede estar él.

Pues no lo vemos con nuestros ojos y mirada. Fueron hechas para otra cosa.

Porque él, vio todo con los ojos del alma.

Que es otra luz, otra perspectiva, otra dimensión. Otros horizontes.

Gastón tan solo eligió cambiar de casa.

Es eso quizás lo que debamos entender.

Tan solo hay que animarse. Pero tampoco es imposible.

 HOMENAJE A GASTON VILLOT

la presente no es una crónica periodística, sino un humilde tributo de d.o., a las familias PERTOVT-VILLOT. 

CLICK AQUI PARA BAJAR EL VIDEO

CLICK AQUI PARA BAJAR LAS FOTOS

GASTON VILLOT – HOMENAJE DE AMIGOS from Jardin De Las Delicias on Vimeo.

Anuncios

3 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Creo que es el recordatorio mas lindo que vi sobre Gastón, a la persona que hizo esto muchas gracias, muy lindas palabras. Donde sea que este, se que este ángel que todos tenemos esta siempre con nosotros. Un amigo como ninguno, una persona única, jamás voy a olvidar que conocí a una persona tan especial como el. Siempre presente

    Me gusta

  2. Tomás Monti dice:

    Hola, me gustaría hacer una corrección respecto al título, “Sol” es el nombre designado a nuestra estrella, una estrella como cualquier otra. El producto de la destrucción de una estrella es comúnmente una Supernova o en su defecto un agüjero negro.

    Muy lindo lo que hicieron por su difunto amigo, que en paz descanse.

    Saludos.

    Me gusta

  3. Gastòn se encuentra en el coro de ángeles del cielo. Un alumno ejemplar, un amigo maravilloso, un gran compañero, una Persona maravillosa, con valores e ideales.
    Los mejores recuerdos de tu paso por la Escuela Bustamante y el orgullo de haber sido parte de los compañeros y amigos de mi hijo Lautaro.
    A sus padres y hermano Fuerza, que Gaston desde el cielo los guiara.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s