LEOPOLDO MARECHAL APROBO DESDE EL CIELO LA PUESTA EN MARCHA DE SU SALA

Leopoldo Marechal nació en Buenos Aires el 11 de junio de 1900. Fue maestro, profesor de enseñanza secundaria y en la década del 20 formó parte de la generación que se nucleó alrededor de la revista Martín Fierro. En la primera etapa de su vida literaria prevaleció la poesía. Publicó Los aguiluchos (1922) y Días como flechas (1926), inclinándose hacia el vanguardismo, pero en sus Odas para el hombre y la mujer (1929), con el que obtuvo el Primer Premio Municipal de Poesía, encuentra una voz propia y el equilibrio entre la novedad y lo clásico.

LO SUCEDIDO

En la noche del Miércoles, las autoridades municipales encabezadas por el Señor Intendente Municipal -Ing.Mario Barletta- procedieron a dejar inaugurada una sala que era un anhelo para todos los santafesinos: la sala Leopoldo Marechal. Dejada como depósito de basura durante épocas, ignorada por los últimos gobiernos, infructuosamente prosperada en la última década,la Sala Leopoldo Marechal tuvo su época de oro, que anoche volvió para quedarse.

Recordemos que Leopoldo Marechal era peronista (abierto o no, simpatizante, etc., eso lo dirá Rogelio Alaniz o Felipe Pigna) – Como dice wikipedia…”En la Argentina misma, su obra fue relegada al olvido durante décadas, debido a ciertas enemistades gestadas por algunos compañeros de su generación, por haberse destacado en cargos oficiales -a los que llegó antes del peronismo- y donde permaneció hasta 1955. Quizás sobre este paradigma Balbarrey sus predecesores ejercieron el peso de la filosa hacha de la desidia y el olvido.

Nuevamente en escena para todos los santafesinos, la sala fue equipada y remozada como un centro experimental de actividades culturales, lúdicas y artísticas. Así como Buenos Aires tiene el Centro Cultural Rojas Molina en donde abrevan otras expresiones para las cuales el escenario muestra sus acotaciones, Santa Fe tiene su sala. Es importante esto de considerar las expresiones de vanguardia como un componente esencial en la complicada madeja de las relaciones cultura – sociedad, ya que las sociedades suelen ser acomodaticias por un lado, o bien, dejar que el moho crezca y entumezca la visión de 360 grados que nunca debería perderse. 

Así las cosas, con un bellísimo espectáculo de teatro de altura, quedó latiendo nuevamente desde anoche, la sala Leopoldo Marechal, en donde hace 20 años o mas, solía ensayar la orquesta municipal. La puesta en marcha de la sala, no solo honra a Santa Fe, sino también a los artistas que deben deambular por la Estación Mitre a veces -con sus limitaciones-o esperar el verano para llegarse hasta la costanera u otros logares con estructuras para realizar sus destrezas y mostrar su creatividad.

Santa Fe, ha recobrado un espacio. Un espacio gratuito, que surge como consecuencia innata del destino de los recursos que aporta el ciudadano común, y que muchas veces nos preguntamos… donde van…-

Llamó poderosamente la atención, la presencia del Sr Hugo Storero, esta repentina bajada a los eventos culturales. La noche anterior, había estado en la III muestra de la Casa del artista plástico. Vamos a recordar que el arquitecto Storero, es aquel que formó parte del gabinete de  De Fernando  de la Rùa en el 2000-2001, y que debe guardar en alguna carpeta, la nota que le elevase el museo ferroviario pidiendole la compra de un scanner con transparencias para digitalizar por entonces, los negativos en vidrio que habían dejado los franceses. (con nulos resultados, obvio).

El clima electoral que vive la ciudad, dió para la  presencia de pre-candidatos como la prestigiada figura del Dr.José Corral, mientras que hicieron su aparición, otras tristes figuras con macabro  perfil y acotado accionar neuronal, caracterizadas por su accionar manipulador ideológico en algún establecimiento educativo – tema del cual nos ocuparemos profundamente mas adelante.)

Mario Spinossi, ya no con la timidez de aquella costanera del año 2000 en el recital del Code junto a Gabriela Gesualdo, Florencia Núñez, y Florencia Aguilar, sino con la aquilatada experiencia de su paso por distintos grupos, dió, junto a una violinista, un lucimiento particular a las artistas, con un clima que empezó con obras de cámara del nacionalismo musical argentino,(pudimos escuchar una escala pentatónica en Santa Fe, despues de muchos años, !!telefóno para C.Roman!! ),viró al matiz impresionista y terminó con las armonías sutiles de un Piazzolla muy humanizado, aunque algunos digan que el piano eléctrico quita expresividad a la interpretación..

La presencia de mas de 200 personas que pujaron por ocupar un lugar, las pantallas en directo, y el congreso de teatro a la salida, fueron el broche de oro de la noche…Un servicio de catering excepcional, más las sesiones de fotos de los invitados, dieron por cerrada la feliz velada. 

!! Y que se repita, eh!!

 

 


 





 








 



 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.